• Telf. 660935478
  • arca@castillosenaragon.es

La excavación en el castillo de Obano (Luna, Zaragoza) se ha desarrollado entre el 23 de junio y el 10 de julio de 2019 y ha sido dirigida por el arqueólogo Álvaro Cantos Carnicer y financiada por la Asociación Cultural Banzo Azcón de Luna. Se ha desarrollado junto al costado noroeste de la torre del siglo XI y ha consistido en dos sondeos adosados al talud de la misma.
La intervención ha permitido, por una parte, establecer los orígenes de Obano en la época romana y su probable continuidad en el período islámico, dado que se han encontrado varios fragmentos de cerámica romana y musulmana. Por otra parte, se ha confirmado arqueológicamente el final de la aldea en el siglo XV, tal como indican las fuentes escritas.
Además, se ha alcanzado la base del talud de la torre y se ha podido deducir que tuvo una altura total de unos 5 metros. Por otra parte, la estratigrafía ha permitido datar dicho talud en el siglo XIII o XIV.
En lo arquitectónico, el hallazgo principal ha sido un edificio de sillería de planta rectangular, de 7,25 x 4,90 m y con un grosor de muros de unos 82 cm. Se sitúa junto a la torre, con una ligera oblicuidad respecto a ésta, y su puerta de entrada se encuentra protegida por dicha fortificación, hacia la cual mira. Por la estratigrafía se puede datar en el siglo XIV. Pudo ser un edificio con función residencial, aunque su finalidad exacta está todavía por investigar. Constituye, en todo caso, un primer indicio para la determinación de los componentes del castillo que rodearon la torre y que irán siendo exhumados en campañas sucesivas.
A ello hay que sumar el hallazgo de muros de mampostería que ampliaron el citado edificio por el oeste y otro muro de la misma técnica, elementos datables con verosimilitud en el siglo XV.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.